Repercusión De La Reforma Laboral

  • Despido Improcedente

    Despido Improcedente

  • Características del Despido Improcedente

    Características

  • Motivos del Despido Improcedente

    Motivos

  • Cómo reclamar el Despido Improcedente

    Cómo Reclamar

  • Dudas Sobre el Despido Improcedente

    Dudas


  • "Repercusión De La Reforma Laboral"


    Acerca de la Repercusión De La Reforma Laboral


    Actualización: 13/05/2014 La nueva reforma laboral tiene las siguientes repercusiones:


    Desaparecen los salarios de tramitación para la mayor parte de las causas.

    Será de 33 días por año trabajado.

    No se afectarán los periodos de antigüedad de antes de la reforma laboral.

    La fecha a partir de la cual habrá de calcularse la indemnización será la del cese efectivo. (Se suprime la anterior fecha de la sentencia resolutoria por parte del Organismo competente).

    Varían las causas para ejercer un despido procedente en función de las faltas al puesto de trabajo, de forma justificada o injustificada, mediando discontinuidad en la baja.



    Nuevas facilidades para el despido en el sector privado:

    EREs más simples y rápidos.

    Los Expedientes de Regulación de Empleo, conllevan que la empresa que los pone en marcha pueda abonar a los despedidos una indemnización reducida de 20 días por año trabajado con un máximo de 12 mensualidades y no necesitarán la aprobación de la Autoridad Laboral, dejando a sindicatos y comités de empresa con menos poder de negociación.

    Las empresas de menos de 25 trabajadores que extingan la relación laboral por causas objetivas, recibirán una ayuda del FOGASA (Fondo de Garantía Salarial) equivalente a 8 días de salario por año trabajado.



    Más causas posibles para un ERE.

    Se posibilitan despidos colectivos ya no solo por pérdidas continuadas, sino también por pérdidas actuales o previstas, e incluso vía disminución la cifra de negocios durante tres trimestres consecutivos.

    EREs de reducción de la jornada laboral.

    El empresario y representantes de los trabajadores pueden acordar un convenio propio que prevalecerá frente a ningún otro, adaptándose a sus peculiaridades de la situación de la empresa.